jueves, 30 de noviembre de 2017

Conclusiones del informe Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras en el cambio climático (WWF)

Presentación del informe
"Cambio Climático: riesgos y oportunidades en las inversiones financieras"
link para descargar en pdf aqui
Como conclusión WWF recomienda a los grandes inversores los siguientes puntos:

1. Realizar un diagnóstico que evalúe el impacto climático en la gestión de las inversiones. Analizar la exposición al riesgo climático de su cartera de inversiones y comprobar si ésta se encuentra alineada con los objetivos del Acuerdo de París.

2. Definir el compromiso con el Acuerdo de París en los mandatos de la política de inversiones y las estrategias. Integrar los riesgos y oportunidades del cambio climático en las estrategias de inversión y apostar por los activos y sectores que van a tener un impacto real en la economía.

3. Comunicar adecuadamente a los share-holders (accionistas) y stake-holders (grupos de interés) el compromiso de alinear las inversiones con el Acuerdo de París.

4. Establecer una estructura de gobernanza climática. Se recomienda que sea una prioridad de la Junta de Accionistas el alineamiento de la cartera de inversiones con el Acuerdo de París, incluir una responsabilidad específica para que tomen acciones y decidan políticas de inversión, así como fijen objetivos, recursos y capacidades para involucrar a los accionistas.

5. Adecuar los procedimientos de inversión integrando la variable clima. Adoptar políticas de inversión que tengan en cuenta el cambio climático e incluir criterios que cuantifiquen los riesgos derivados de la exposición a las empresas con alta huella de carbono y el grado de alineamiento con los objetivos de menos de 2ºC. Desarrollar metodologías y métricas que faciliten el establecimiento de objetivos basados en la ciencia.
Asimismo, contribuir activamente al desarrollo de herramientas y metodologías que permitan fijar objetivos basados en la ciencia, y cumplir con dichos objetivos a medida que las herramientas y metodologías estén disponibles.

6. Aumentar la transparencia y definir un tipo de informe público conforme a las recomendaciones del Grupo de trabajo para la divulgación de información financiera relacionada con cuestiones climáticas y el Grupo de expertos en políticas financieras sostenibles de la Comisión Europea. Anticiparse a los cambios regulatorios y de políticas en el contexto global, europeo y nacional que probablemente impongan obligaciones legales y aplicar las recomendaciones de estos grupos de forma voluntaria a partir de 2018.

7. Participar en las coaliciones de inversores por el clima9. Trabajar de forma colectiva con otros inversores institucionales para compartir las lecciones aprendidas, las mejores prácticas de inversiones sostenibles, compartir costes de transición, estandarizar metodologías y promover un avance regulatorio que aporte seguridad jurídica y contribuir a una mayor acción climática global por un mundo de menos de 1,5ºC.

8. Si se poseen activos en las empresas de combustibles fósiles y de altas emisiones, involucrarse como accionistas para incentivar un cambio en el modelo de negocio, diseñar estrategias enfocadas a que dichas empresas se comprometan a adoptar y publicar a corto plazo sus planes de transición hacia un escenario de menos de 2ºC.

9. Dialogar con los reguladores en el avance y mejora de los marcos regulatorios para adecuarlos al Acuerdo de París, en el caso español incorporar un articulado de finanzas para el clima en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

WWF Cambio Climático. Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras

Jornada 30-11-2017 acerca de las oportunidades de las inversiones financieras de cara a la descarbonización comprometida en los acuerdos de París.
El cambio climático es un riesgo para toda la humanidad que habita en el planeta y también para su sistema económico, en especial para el sistema financiero.

Paradójicamente, este riesgo financiero puede convertirse en una oportunidad si realizamos una transición hacia una economía baja en carbono.

Se propone que los fondos de inversión tanto privados como públicos comiencen a desinvertir en la industria del carbón, como del petróleo y del gas, dado que sus valores pueden sufrir a largo plazo si no cumplen con la estrategia de la descarbonización. Se puede dar el caso de que una buena parte de los activos de esas compañías se conviertan en "activos varados" (sin posibilidad de explotar).

 Desde WWF pedimos un cambio en los mercados financieros hacia activos con menos riesgo y más sostenibles, algo que no solo redundará en beneficio del planeta, sino también de los propios inversores. El Gobierno debe incorporar este cambio en la "ley de cambio climático y transición energética".

El acuerdo de París (cop21) propone reducir 2ºC con un objetivo de llegar al 1.5ºC. 
WWF propone como modelo la redacción del artículo 173 de la ley francesa para el cambio climático. 
El informe se puede obtener en el siguiente enlace: cambio climático riesgos y oportunidades financieros





Conclusiones del COP21 Acuerdo de París

21ª Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21). Celebrada del 30 de Noviembre al 11 de diciembre de 2014.


Los puntos más destacados del mismo son:
·         Tiene como objetivo mantener la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, aunque los países se comprometen a llevar a cabo todos los esfuerzos necesarios para que no rebase los 1,5 grados y evitar así impactos catastróficos.
·         El acuerdo adoptado es legalmente vinculantepero no la decisión que lo acompaña ni los objetivos nacionales de reducción de emisiones. No obstante, el mecanismo de revisión de los compromisos de cada país sí es jurídicamente vinculante para tratar así de garantizar el cumplimiento.
·         Con respecto a las reducción de emisiones, 187 países de los 195 que han participado en la COP21 han entregado sus compromisos nacionales de lucha contra el cambio climático que entrarán en vigor en 2020.
·         Los países revisarán sus compromisos al alza cada 5 años, para asegurar que se alcanza el objetivo de mantener la temperatura muy por debajo de 2 grados.
·         Es cierto que no se han previsto sanciones, pero habrá un mecanismo transparente de seguimiento del cumplimiento para tratar de garantizar que todo el mundo hace lo prometido.
·         Como objetivo a largo plazo, los países buscan limitar las emisiones tan pronto como sea posible, sabiendo que esto le costará más a los países en vías de desarrollo. Se busca el equilibrio entre los gases emitidos y los que pueden ser absorbidos a partir de 2050, es decir, cero emisiones netas.
·         El acuerdo fija que los países desarrollados deben contribuir a financiar la mitigación y la adaptación en los estados en desarrollo. Los ricos deberán movilizar un mínimo de 100.000 millones anualmente desde 2020 para apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo, así como revisarla al alza antes de 2025.
·         El acuerdo identifica la necesidad de poner en marcha lo que se ha llamado el Mecanismo de Pérdidas y Daños asociados a los efectos del cambio climático.
·         El texto adoptado ha sido ratificado a fecha de 2017 por más de 170 países. 

hlink de referencia: https://www.ecointeligencia.com/2015/12/conclusiones-paris-cop21/

sábado, 5 de noviembre de 2016

MIRADORES EN MADRID

Miradores y la normativa urbanística del ayuntamiento de Madrid

INTRODUCCIÓN

Los miradores tradicionales tienen una forma de funcionar muy eficiente para el acondicionamiento térmico y acústico de las viviendas que lo poseen; claro está, que si se sabe usar correctamente.
El Plan General de Madrid de 1997, recoge una exención del cómputo de edificabilidad a la construcción volada de miradores que sean completamente acristalados y sin persianas (aspectos meramente estéticos) y sin tener en cuenta sus condiciones funcionales (mejora de la ventilación, climatización y acústica).
Ahora parece que se está siguiendo una tímida tendencia de modificar puntualmente las obsoletas normas urbanísticas para permitir actuaciones de eficiencia energética. En la reciente modificación puntual del ayuntamiento de Madrid, el asunto de los miradores, no se ha considerado...
Para definir el asunto voy a mostrar las tipologías, explicar el funcionamiento de los miradores tradicionales (tanto en invierno como en verano) y valorar el aspecto legal y estético. Por último, muestro en qué se han convertido los "tradicionales miradores" que han amparado y siguen amparando nuestras normas urbanísticas.


miradores y balcones originales


misma reja de miradores metálicos


interior de mirador en Toledo


vista mirador lateral, también en Toledo


Mirador basado en modificación del balcón


la misma reja que los balcones, con doble ventana interior


espacio volado aprovechando la bandeja y barandilla del balcón existente


mirador en  Asturias


mirador asturiano


mirador en la plaza de la catedral de León


dos tipologías de mirador original y adaptado posteriormente

Tipología del mirador madrileño
Procedencia de la edificación con fachadas con balconadas y balcones a los que se incorporará un cuerpo metálico o de madera que vuela sobre la forja del balcón y que se acristala sin modificar las puertas de balconear existentes en el plano de fachada. Se diseñan con un sistema de ventanas practicables tanto en la parte inferior como superior para ventilación y en la parte central para asomarse y controlar la calle.

Elementos constructivos de las fachadas.
Las fachadas tradicionales tienen proporciones verticales de ventanas (derivadas de la condición estructural de muro de fachada), balcones miradores, zócalo diferenciado y aleros de cubierta.


Funcionamiento de un mirador tradicional

Se parte de la premisa de que la orientación óptima es Sur.
Las orientaciones este y oeste dependen del diseño específico preparado para esas orientaciones. (la orientación Oeste depende de la configuración global de la chimenea solar del mirador que genera una subpresión que provoca una entrada de aire fresco desde las fachadas y opuestas con orientación norte o este, que ya están en sombra)
La orientación norte puede tener un colchón de aire en invierno en la configuración de todo cerrado, y, en verano, a última hora de la tarde puede participar de los problemas de la orientación oeste.
En orientación sur

verano de día, tanto la parte superior como la parte inferior del mirador se abren, y la puerta del interior se deja o abierta o cerrada (en función de la posibilidad de ventilación cruzada) cuando se calienta el aire interior del mirador se eleva y sale por la parte superior de la "chimenea solar", dada la subpresión generada se permite la entrada de aire por la parte inferior, más frío 


la noche de verano tiene su mejor funcionamiento con la configuración de todo abierto que permite una corriente en la fachada sur que disipa el calentamiento recibido durante todo el día, creando una corriente ascendente por la fachada, que hace cruzar el aire desde el interior de los patios hacia el interior de las habitaciones.

En verano se produce un sobre calentamiento de la cámara de aire del mirador. Muchos miradores tienen visera que protege del sol del mediodía (71º)
1. Se cierra la entrada inferior y se abre la superior. El calentamiento provoca una subpresión en el mirador. El aire caliente asciende bruscamente y se compensa con aire más frío proveniente del interior de la casa; para lo cual la puerta de balconera habrá de estar cerrada, con la persiana echada y con una entrada de aire inferior para que se alimentar de aire al sistema. Dicho aire proviene de una zona fría (o por lo menos de una fachada que no está al sol, de un patio en sombra –como los llamados pozos de sombra-, de una escalera o de un sótano). Este aire refresca la habitación. Si no hay una conexión con el aire del interior, se tiene que poder abrir la ventana inferior del mirador garantizando que el sol no entre en la habitación con una protección solar de la parte exterior de la parte balconera.
Durante las noches de verano, la parte maciza de la fachadas radian hacia el ambiente; para lo cual sería bueno tener solamente abierta la ventana que estén más alejada de la fachada y fomentar una circulación cruzada del aire entra distintas fachadas.
En su configuración de invierno se distinguen claramente el día de la noche.

día de invierno con la puerta interior abierta los días soleados, el aire calentado en el mirador entra en el espacio interior, convirtiéndose en un elementos de calefacción


noche de invierno con la puerta cerrada, se retiene el frío en el exterior
el calor del interior se retiene amortiguado en el colchón del mirador

Día:
En los días soleados, especialmente, se tienen cerradas todas las ventanas del mirador para permitir el mejor soleamiento del espacio interior y se tiene abierta la puerta balconera para permitir que entre el aire calentado por el sol. El mirador se convierte en un elemento calefactor, que deja pasar el sol y retiene el calor, pues al radicación infrarroja no atraviese el cristal.
Noche:
Las noches de invierno han de separar claramente el espacio interior del exterior; para dicho fin se cierra completamente el mirador y la puerta balconera. El aire del mirador no tiene circulación. Aunque tiene ventilación, es bueno que tengan un canal inferior que recoja el agua de condensación de aire y lo envíe al exterior por medio de una salida con goterón que drene dicho agua condensada.

Problema legal y urbanístico
El artículo 6.6.19 d) de las normas del PGOU de Madrid se define estéticamente el mirador y en el Artículo 6.5.2. h) se define la exención en el cómputo de edificabilidad.
Permite la construcción de miradores, e incluso lo fomenta descontando su superficie construida de la edificabilidad del edificio.
A los promotores les ha venido interesando solicitar en sus encargos que se pongan miradores, pues, aún siendo más caros de construir, les dan unos metros de superficie construida no computable urbanísticamente.
Esto genera un grave error por no haber definido las condiciones técnicas y constructivas de los miradores y su capacidad de control del ambiente de la vivienda.
Al municipio y a la sociedad de perjudica, pues se han generado acristalamiento mal aislados con grandes superficies de puentes térmicos que dan un bajo confort ambiental y un gran gasto de calefacción.
El aspecto ambiental que se pretende fomentar en la normativa no se consigue (dado que la falta palmaria de confort de dichos miradores y de los dormitorios y salones a los que da servicio) por la adición de todo tipo de artilugios que esconden el error de su mal uso: persianas al exterior, toldos volados, unidades de aire acondicionado, etc. Todos ellos volados y revolados sobre el "máximo vuelo permitido por la normativa".

todos sobre el mirador


toldos, persianas y aire acondicionado

El espacio de los miradores se han unido al salón o a la habitación de una vivienda sin puerta intermedia que ayude a su regulación. Tampoco se han considerado la necesidad de que tengan ventanas practicables en la parte superior e inferior. Además, para colmo, al estar unidos al espacio vívidero, se calefactan igual que la habitación. Para rizar el rizo, acercándolo al esperpento, se les ha puesto una unidad de aire acondicionado.

Aspectos estéticos
Materiales de aluminio y no de madera, colocación de persianas que protegen del soleamiento y del excesivo frío de las noches del invierno.
Las carpinterías metálicas que se han venido usando crean grandes superficies de puentes térmicos, y, dado su alto grado de transmisiones térmicas van a ser focos de humedad en invierno, con las consiguientes patologías que puede generar.
Por otro lado estas persianas, que, la propia normativa urbanística prohíbe y que de hecho muchos responsables urbanísticos de las juntas municipales hacen la vista gorda cuando se las encuentran colocadas, pues entienden que son un mal menor que atenúa un poco los errores de la colocación inconsciente e indiscriminada de los miradores.
Por último habría que considerar la orientación:
La orientación óptima de los miradores es a sur.
Al este, los miradores funcionan bien por la mañana sobretodo en invierno. En verano por la mañana tendrían que comportarse como la orientación sur y por la tarde, cuando ya no reciben soleamiento, habría que protegerlo de la radiación de la fachada, y según este se va enfriando, abriendo las ventanas centrales para permitir el paso del aire fresco que atraviese a vivienda y vaya a compensar la fachada opuesta a oeste que empieza a funcionar como una chimenea solar.
Orientación oeste
Pueden tener un buen rendimiento en las tardes de invierno cuando reciben los últimos rayos de luz de la tarde.
En invierno sus configuraciones básica es estar siempre cerradas, abriendo y cerrando la puerta balconera según recibe o no la luz solar, para permitir entrar el aire caliente en la habitación.
En verano, si hay ventilación cruzada se puede aprovechar el efecto de chimenea solar con aberturas cerradas con persiana.
Si no se puede aprovechar la ventilación cruzada, tendrían que tener abierta la ventilación superior y la inferior, así como habilitar algún sistema de protección solar a los cristales.
En la configuración norte, no tiene mucho sentido, aunque habría que tenerse cuidado en las tardes de verano, usándose en una configuración parecida a las de la orientación oeste.
Conclusión:
Configuración idónea
Los miradores tienen que tener tres tipos de ventana: superior, inferior y centrales. Las superiores son para salida del aire caliente, las centrales para comunicarse con el exterior y la inferior es para permitir la entrada de aire más fresco que el que sale por la ventana superior que ya se ha calentado por la radiación solar.
También tiene que tener un canal inferior de drenaje para recoger el agua condensada en las noches de invierno y en tiempos húmedos.
También ha de existir la puerta balconera con posibilidad de que tenga aberturas inferiores y superiores y protección de soleamiento (cuarterones o persianas)  que se cierran por las noches. La abertura superior para los días de invierno y la inferior para los días de verano.
En la configuración oeste sería buena una protección solar exterior o la posibilidad de colocar plantas que protejan de la excesiva radiación en las tardes de verano.
Al ayuntamiento se le pide la urgente modificación de estar normas y a consideración de subvenciones a aquellas viviendas a comunidades de propietarios que pongan una puerta balconera o hagan un proyecto de modificación de los miradores balconeros para adecuarlos a una mayor eficiencia energética.
A los propietarios se les pide que realicen obra para poner una puerta balconera intermedia entre la habitación y el espacio del mirador, para mejorar el comportamiento energético. Además tienen que habilitarse aberturas superiores e inferiores para permitir la ventilación. Las persianas existentes no perjudican al comportamiento térmico del mirador. Adicionalmente la separación del espacio interior y exterior crea una mejora acústica del espacio interior.

De aquello en lo que se han convertido nuestros edificios con miradores.

miradores con toldos para protegerlos de exceso de soleamiento


miradores con toldos, unidades de aire acondicionado y persianas

miradores incorporados al espacio interior con persiana, como no es suficiente con toldos
miradores con un poco de todo

Javier Blanco Aristín  


viernes, 21 de octubre de 2016

MODIFICACIÓN PGOUM PARA FACILITAR LA MEJORA ENERGÉTICA Y DE PROTECCIÓN ACÚSTICA DE LOS EDIFICIOS

Se ha publicado en el BOCM nº 244 de 11 de octubre de 2016, el contenido íntegro de la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, para facilitar la mejora energética y de protección acústica de edificios.

En ella, se modifican algunos artículos de las Normas Urbanísticas para crear las condiciones que faciliten la adopción de soluciones pasivas que permitan mejorar la eficiencia energética de los edificios existentes y su protección acústica en las obras de rehabilitación, y por tanto, mejorar sus condiciones de habitabilidad, calidad y sostenibilidad.
Con carácter general, la Modificación Puntual incide en la regulación de cuatro cuestiones fundamentales:
 — La regulación de las obras de rehabilitación para mejorar su respuesta a las exigencias energéticas y acústicas.
— La instalación de aislamiento térmico en el exterior de edificios.
— La modificación de fachadas en lo que afecta a mejorar el comportamiento de cuerpos volados.
— La ocupación de la parcela por construcciones auxiliares para la instalación de calderas o climatización más eficiente
el enlace de la norma en el BOCM:


Desde nuestro punto de vista es un intento fallido de arreglar las cosas. Un parche.
No se ha dicho nada acerca de mejora de sistemas de protección solar en fachadas (toldos, marquesinas, etc) que, en algunos casos, son más eficientes que la colocación de aislamientos.
Tampoco se matiza, ni se suprime el apartado 6.5.3. h. que dice que la construcción de los miradores (auténticos sumideros de energía de las fachadas) estén exentos en el cómputo de edificabilidad. Se ha perdido una ocasión de oro para poner condiciones a tal exención, como puede ser que cumplan con un requisito mínimo de transmitancia.
Se prohíbe la instalación de persianas en los miradores 6.6.19.d., párrafo 3, cuando se viene interpretando en las juntas de distrito que sí se permiten, dado el gran problema de sobrecalentamiento en verano y los problemas de condensación que provocan en invierno. 

En el artículo de los miradores de Madrid hago una aproximación a la construcción de los mismos y su relación con la eficiencia energética.